miércoles, 19 de julio de 2017

APPA Y AEDIVE FIRMAN UN ACUERDO PARA IMPULSAR EL VEHÍCULO ELÉCTRICO SOSTENIBLE

La Asociación de Empresas de Energías Renovables –APPA Renovables– y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico –Aedive– han suscrito un acuerdo de colaboración para fomentar el uso de electricidad renovable en el vehículo eléctrico. Para las dos asociaciones, la sostenibilidad en el transporte eléctrico debe incentivar medidas que aseguren una mayor participación de las renovables en el mix eléctrico y el autoconsumo como una herramienta para reducir la dependencia energética en el transporte.


"España debe hacer un esfuerzo en los tres próximos años para alcanzar sus objetivos europeos de energías renovables. En la actualidad, gran parte de los esfuerzos se están traduciendo en un impulso a la electricidad renovable mientras que los llamados sectores difusos no están alcanzando los porcentajes de renovables esperados", señalan ambas asociaciones en un comunicado conjunto. El transporte es uno de los sectores que debe realizar un mayor esfuerzo y con esta finalidad APPA y Aedive han firmado el acuerdo de colaboración, que busca impulsar el uso de las renovables en el mix que alimente el vehículo eléctrico.



“El vehículo eléctrico y las energías renovables suponen el complemento perfecto: una mayor flota de vehículos eléctricos permitiría mejorar la gestionabilidad del sistema eléctrico y una mayor penetración de renovables hará al vehículo eléctrico realmente sostenible”, ha explicado Arturo Pérez de Lucía, director gerente de Aedive. “Si se dan las señales de precio adecuadas para que los vehículos eléctricos puedan recargarse en horas valle, se incrementará la eficiencia del sistema eléctrico y se asegurará una mejor integración de energías renovables, más aún si se impulsan puntos de recarga alimentados con estas energías. Ambas asociaciones estamos seguras de que la simbiosis entre renovables y vehículo eléctrico permitirá mejorar la eficiencia energética del sector transporte nacional”, ha añadido.



El director general de APPA Renovables, José María González Moya, ha resaltado también las ventajas que un impulso combinado de la generación renovable y el vehículo eléctrico tendrían para la sociedad. “Al impulsar el vehículo eléctrico estamos mejorando la calidad del aire en las ciudades, lo cual mejora la salud, pero debemos ir un paso más allá y saber qué hay detrás del enchufe. Los objetivos de descarbonización y de porcentaje de renovables hacen necesario reclamar que la electricidad que alimente a los vehículos eléctricos sea renovable en un alto porcentaje”, ha comentado González Moya. 



Según el director general de APPA Renovables, “hoy los costes de muchas renovables permiten una competencia real en precio y esto va a ir a más. Adicionalmente, renovables como la fotovoltaica pueden potenciar el autoconsumo y la generación distribuida para nuestro transporte, dotando al consumidor de mayor autonomía. Apostar por el vehículo eléctrico sostenible es también asegurarnos un precio del transporte controlado y barato”, ha concluido.



Appa y Aedive destacan, además, que los recientes anuncios de compañías como Volvo, cuyos nuevos modelos contarán con algún tipo de motor eléctrico en solo dos años, o de países como Francia, que en 2040 dejará de comercializar vehículos de gasolina o diésel, marcan un fuerte calendario de adopción del vehículo eléctrico. "La diferencia en sostenibilidad, seguridad de suministro, balanza comercial y precio la marcará la forma de generación eléctrica que alimente a estos vehículos".

viernes, 14 de julio de 2017

LAS RENOVABLES SUPONEN YA CASI LA MITAD DE LA POTENCIA INSTALADA EN ESPAÑA

Las energías renovables representan más del 45% de la potencia total instalada en España, según un informe elaborado por REE. Concretamente, esta potencia ascendió a 47.921 MW el año pasado, casi la mitad del total instalado. Por su parte, la producción de electricidad con fuentes de origen renovable alcanzó el 39%.

Por tecnologías, la más importante ha sido la eólica, con 23.057 MW de capacidad, seguida de la hidráulica, con 17.025 MW, y la solar, con 6.973 MW. En cuanto a la generación, la eólica supuso el 47,3% del total renovable, seguida de la hidráulica (el 35,5)% y la solar, con el 12,9% (el 7,9% fotovoltaica y 5% la térmica).

Según indica REE, en la medida en que las renovables han ido sustituyendo a los combustibles fósiles, el nivel de emisiones de la generación eléctrica ha disminuido: en 2016 se situó en 63,5 millones de toneladas de CO2, un 43,1% menos que en 2007.

Por comunidades autónomas, la mayor parte de la potencia verde se encuentra instalada en Castilla y León, Galicia, Andalucía y Castilla-La Mancha, que concentran el 62% del total. Entre ellas, destaca la comunidad castellanoleonesa, con el 22% de la potencia instalada en España: casi el 25% de la eólica y el 26% de la hidráulica. Por su parte, Castilla-La Mancha es la que cuenta con más energía fotovoltaica (casi el 20 %), y Andalucía lidera la térmica solar (con más del 43 %).

El informe del operador del sistema y transportista, recuerda que las renovables empezaron a hacerse hueco en el sistema eléctrico hace algo más de una década y actualmente “constituyen una de las principales fuentes del parque generador”. La evolución en los últimos 10 años muestra que las tecnologías eólica y solar han sido las impulsoras del incremento producido, casi el 70% respecto al año 2007. La participación en el conjunto de la generación eléctrica ha pasado del 20,3 % en el 2007 a casi el 39% el año pasado. En 2009, la eólica superó por primera vez a la hidráulica, mientras que la solar ha pasado desde el primer megavatio instalado en 2000 a los 6.973 MW.

El desarrollo de las renovables es uno de los objetivos clave del paquete Clean Energy propuesto por la Unión Europea para alcanzar un modelo descarbonizado. Según REE, la integración de estas energías es un reto para la operación del sistema “por la variabilidad y difícil predictibilidad que las caracteriza”. En este sentido, subraya que, a través de su Centro de Control de Energías Renovables (Cecre), “ha llevado a cabo un importante esfuerzo para incorporar a la operación del sistema eléctrico estas energías en condiciones de fiabilidad y seguridad”.

En Europa, donde también se observa una evolución positiva durante los últimos años motivada por los objetivos establecidos por la Unión Europea en materia de renovables y emisiones, España ocupa el cuarto lugar en volumen de generación renovable, según el estudio. España es el segundo país con mayor capacidad eólica instalada por detrás de Alemania y el cuarto en potencia hidráulica y solar instalada.
Web Analytics