lunes, 25 de noviembre de 2019

LA CLAVE ES EL ALMACENAMIENTO

Juan Luis Cárdenes Gerente de YUBA S.L
La tecnología de acumulación, cada vez más avanzada, sumada a la inteligencia artificial, abre nuevas perspectivas en materia de renovables

En la película de culto que revolucionó el cine con su espectaculares efectos especiales, “Matrix”, la civilización más adaptada evolutivamente, en este caso las máquinas, hacían uso del ser humano como fuentes de energía bioeléctrica. Según decía el personaje Morfeo en la película: El cuerpo humano genera más bioelectricidad que una pila de 120 voltios y más de 300 vatios de calor corporal. Combinado con una forma de fusión, las máquinas habían encontrado toda la energía que podían necesitar después de que una guerra nuclear impidiese la radiación solar sobre la tierra. 

Cosechar energía y almacenarla para usarla cuando sea necesaria es el gran desafío de nuestro tiempo en todos los ámbitos. Es ne- cesario lograr almacenar toda la energía a un coste económico y de manera súper eficiente para lograr el desarrollo total de las energías renovables y poder dar un salto evolutivo que deje cada vez más en desuso las energías fósiles altamente contaminantes. Los avances tecnológicos, en este sentido, se están multiplicando y el tema despierta más interés con el paso del tiempo.

Al parecer, el almacenamiento está en boca de todos. El despegue de ventas de vehículos eléctricos ha puesto de manifiesto la importancia de las baterías para acumular energía. Son muchos los que han oído hablar de Tesla y de la batería Powerwall, que ha hecho creer a más gente que generar su propia energía a través del sol con módulos fotovoltaicos, y ser independiente, es una realidad viable cada vez más a mano. Sumado, además, a que en España el RD 244/2019 (Real Decreto que regula el autoconsumo eléctrico) es una normativa más aceptable para todos y en todos sus aspectos, por ejemplo, permitiendo el uso de baterías.

Y es que, en la industria, hay grandes inversiones en investigación. Recientemente, el socio de investigación de baterías de Tesla, Jeff Dahn, informó a los medios de los impresionantes resultados de las pruebas en una nueva celda de batería que podría durar más de 1 millón de kilómetros en un vehículo eléctrico, algo muy deseado, para alcanzar la introducción del robotaxi que esperan comercializar. 

Red eléctrica de España quiere ir más lejos investigando cómo convertir las baterías de los coches eléctricos en una red descentralizada de almacenamiento de energía. La idea es que los vehículos guarden la electricidad generada en los momentos que se produzca energía renovable excedente, cuando no hubiese demanda y no pueda ser asumida por el sistema eléctrico. Esto sería posible gracias a la multiplicación de los vehículos eléctricos que se espera para los próximos años, usando las baterías de estos vehículos como un gran acumulador. Se evitaría despreciar la energía renovable en los momentos de baja demanda, volcándola de nuevo al sistema cuando sea necesaria. 

Para descubrir la importancia del desarrollo del almacenamiento aplicado a las energías renovables, podemos centrarnos en las Islas Canarias porque, para cumplir con las directivas marcadas por la UE, en materia de reducción de gases invernaderos en el mix (variedad de fuentes de energía con que se produce energía eléctrica) de generación eléctrica actual hasta el horizonte 2030, habría que multiplicar en más del triple la penetración de renovables frente a la hegemonía del gasoil. Esto se hace inviable sin mejoras en el sistema eléctrico ca- nario de islas no interconectadas. Las inversiones realizadas en subestaciones por el operador del sistema, la empresa REE (Red Eléctrica de España) que refuerzan la red de transporte y la seguridad del suministro son un ejemplo.
Las inversiones realizadas en subestaciones por el operador del sistema, la empresa REE (Red Eléctrica de España) que refuerzan la red de transporte y la seguridad del suministro son un ejemplo. 

Además, también se hacen necesarias: la gestión de la demanda, el refuerzo de las redes eléctricas, la interconexión eléctrica de las islas, disponibilidad de pequeño grupos de arranque rápido y, sobre todo, aumentar el al- macenamiento de esta energía verde, con la ventaja de su escaso impacto visual. Sería una ventaja competitiva, y una fuente de ingresos para Canarias, su avance en almacenamiento de energías renovables. De esta forma se podría exportar el “know-how” a las regiones de África cercanas, tan necesitadas de estas. El uso del almacenamiento de excedentes de energía renovable en Canarias debe pasar a ser masivo. La realidad es que el tiempo pasa, la tecnología avanza y el almacenamiento sigue siendo insignificante. 

El sol proyecta sobre la Tierra más energía en una hora que la que todo el planeta consume en un año. Se calcula que cubrir de paneles solares aproximadamente un 2% de la superficie del Sáhara bastaría para satisfacer el consumo mundial. La tecnología de acumulación, cada vez más avanzada, sumada a la inteligencia artificial, permitiría un menor espacio dedicado a la acumulación de la energía renovable. De esta forma, se podría consumir, por ejemplo, en África o Europa de noche, cuando el consumo de electricidad residencial aumenta. En la mitología griega, Morfeo es el dios de los sueños, permitámonos soñar con un mundo mejor que el presentado en la película “Matrix” e imaginemos un futuro limpio, 

martes, 19 de noviembre de 2019

YUBA TE AYUDA CON LA SUBVENCIÓN DE ENERGÍA SOLAR DEL CABILDO DE GRAN CANARIA 2019

Seguimos de enhorabuena con el autoconsumo instantáneo eléctrico mediante placas solares fotovoltaicas. Desde Yuba estamos muy contentos de poder informarles que el Cabildo de Gran Canaria ha anunciado que ya está abierto el plazo de solicitud de la nueva convocatoria de la subvención para el fomento de instalaciones de Energía Solar fotovoltaica "en viviendas particulares y comunidades de vecinos o edificios residenciales" Esta convocatoria es similar a la del año 2018.

El Consejo Insular de Energía,  cuenta con un presupuesto de 200.000 euros para esta subvención , concederá un euro por vatio instalado en cada proyecto que debe cubrir al menos el 80 % del índice de consumo de la vivienda solicitante y un límite de 3.000 vatios. 

Teniendo como ejemplo el límite de una instalación de 3000w  esta ayuda supondría un descuento de 3.000€ en el precio final de tu instalación fotovoltaica contando con los paneles solares más eficientes. Aprovecha esta grandísima oportunidad y deja que el sol te haga más independiente de las subidas del precio de la luz.


Si necesitas más información sobre autoconsumo y cual es la instalación fotovoltaica que más se adecua a tus necesidades cuenta con la experiencia y los productos de Yuba para tu proyecto y la tramitación de la subvención del Cabildo de Gran Canaria 2019.


Este año se ha facilitado la tramitación de la solicitud por vía telemática, a través de la aplicación que estará disponible en la web del Consejo Insular de Energía:


El plazo de presentación de solicitudes estará abierto hasta el 31 de octubre de 2020, aunque el Consejo Insular de energía podrá prorrogar este plazo en el caso de tener crédito disponible, según ha informado la corporación insular en un comunicado.

Asesoramos a nuestros clientes y les ofrecemos soluciones adecuadas a cada caso particular, instalamos y mantenemos productos y equipamientos eficientes.


C/. Arco, nº16. 35004 Las Palmas de Gran Canaria Islas Canarias. España.
Tlf.: +34 928 24 11 35
Fax: +34 810 101 348.
Dirección de correo electrónico: yuba@yubasol.com
Tienda Online: http://www.yubasolar.es/

viernes, 8 de noviembre de 2019

CIENTÍFICOS DECLARAN EMERGENCIA CLIMÁTICA

Cerca de 11.000 científicos de todo el mundo advierten que el planeta atraviesa por una emergencia climática catastrófica y es inevitable "un sufrimiento humano sin par" a menos que haya cambios radicales en la actividad humana para reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros factores que contribuyen al cambio climático.

Analizado la información recogida por los científicos y publicada durante más de 40 años sobre el uso de la energía, las temperaturas en la superficie terrestre, el crecimiento de la población, la extensión de cultivos, la deforestación, la pérdida de hielo polar, los índices de fertilidad, las emisiones de dióxido de carbono y el producto interior bruto de las naciones.

Desde la Primera Conferencia sobre Cambio Climático, celebrada en Ginebra (Suiza) en 1979, los científicos que han participado en asambleas similares han citado la amenaza del cambio climático y han advertido a los gobiernos y las corporaciones sobre la necesidad de adoptar medidas para moderarlo.

El artículo, que se enfoca en las acciones para reducir el daño que causa el cambio climático, incluye indicadores que los investigadores describen como "señales vitales" relacionadas con ese cambio y las áreas que requieren una acción global inmediata.

Panorama sombrío

Algunos de esos indicadores de la actividad humana son positivos, como la disminución de los índices de natalidad y la incorporación creciente de fuentes de energía renovables. Pero la mayoría de los indicadores muestra un panorama sombrío, incluida la creciente población de ganado para consumo humano, la pérdida de bosques y las emisiones de dióxido de carbono.

Los autores han expresado su esperanza de que estas "señales vitales" orienten a los gobiernos, el sector privado y el público en general a "comprender la magnitud de esta crisis, vigilar los progresos que se logren y reacomodar las prioridades para paliar el cambio climático".

Estas metas "requerirán transformaciones enormes en la forma en que funciona nuestra sociedad global y su interacción con los ecosistemas naturales", señala la declaración.

Seis objetivos

Los científicos firmantes enfatizan seis objetivos: reforma del sector energético, reducción de los contaminantes de corta duración,st reablecimiento de los ecosistemas, optimización del sistema de alimentación, el establecimiento de una economía libre de dióxido de carbono y una población humana estable.

A pesar de la amplitud de sus preocupaciones y la magnitud de los esfuerzos que reclaman, los científicos han expresado cierto optimismo al mencionar "un reciente aumento de la atención a este problema".

"Los organismos gubernamentales formulan declaraciones de emergencia climática", apuntan. "Los escolares hacen huelgas. Los tribunales procesan demandas por daño ambiental. Los movimientos ciudadanos demandan cambios y muchos países, estados y provincias, ciudades y empresas responden", añadieron.

lunes, 4 de noviembre de 2019

UN TRIBUNAL DESESTIMA LA DEMANDA CONTRA ALEMANIA POR INCUMPLIR EL PLAN DE ACCIÓN CLIMÁTICA

No es asunto de justicia el incumplimiento de las metas acordadas por el Gobierno alemán para combatir el cambio climático. Fue desestimada este jueves por el Tribunal Administrativo de Berlín  una demanda por la violación de derechos fundamentales presentada por tres agricultores germanos y la organización ecologista Greenpeace contra el Gobierno federal, que  se comprometió  en 2014  a reducir hasta 2020 las emisiones de CO2 en un 40% y solo superará ajustadamente el 30%. «Debemos respetar el espacio de maniobra del ejecutivo», dijo Hans Ulrich Marticke, presidente del tribunal, que, sin embargo, dejó abierta la vía del recurso a instancias superiores.

El Estado debe proteger la propiedad de sus ciudadanos, señalaba la demanda, en la que se subrayaba que el cambio climático amenaza la existencia de los agricultores, por las precipitaciones y sequías extremas y, de manera latente, por el creciente nivel del mar. Y destaca que el Gobierno federal es responsable por omisión de no aplicar mecanismos eficientes para proteger el clima.

La denuncia para los abogados del Gobierno,  no podía ser tramitada por atentar contra los principios del reparto de poderes y de la democracia. Destacaron también que una sentencia administrativa supondría una «grave injerencia en la formación de la voluntad política del Gobierno». Los demandantes argumentaron que los acuerdos de un gobierno no son simple expresión de voluntades políticas, sino actos de derecho vinculantes.

Para los jueces, sin embargo, la aprobación por Berlín hace cinco años del programa de áticacción clima no fue más que una declaración de intenciones y no una normativa establecida por derecho. Si el tribunal hubiese dado la razón a los demandantes, el Gobierno alemán se habría visto obligado a tomar medidas suplementarias para cumplir sus compromisos.

Web Analytics