jueves, 15 de junio de 2017

EL AUTOCONSUMO SOLAR LLEGA A LA NUBE

Una vez más, Alemania demuestra que está muy por delante en actuaciones relacionadas con la transición energética. La principal eléctrica del país, E.ON, ha puesto en marcha una nueva y llamativa iniciativa que consiste en "almacenar" la electricidad autogenerada por sus clientes en la nube, al igual que se almacenan aplicaciones y archivos. Como no podía ser de otra forma, la iniciativa ha sido bautizada con el nombre de SolarCloud


SolarCloud funciona de la siguiente manera: E.ON ofrece a sus clientes que opten por el autoconsumo solar (o generado con otras fuentes limpias) guardarles esa electricidad en la nube, sin límite de producción, y apunte esos kW en una cuenta individual para que luego puedan utilizarlos como gusten y sin pagar por ellos. Pero hay más, porque no solo podrán consumirlos ellos, también podrán prestarlos o venderlos a otros clientes, según ha anunciado la compañía. 



E.ON considera que con esta iniciativa, que arrancó en abril y que de momento solo va a funcionar en el mercado alemán, facilita el autoconsumo a sus clientes, al evitarles tener que comprar e instalar baterías para almacenar la electricidad. La eléctrica añade que también hace más fácil la recarga de vehículos eléctricos, con lo que contribuye a su expansión.



"Estamos derribando antiguas barreras del sistema eléctrico y facilitando a nuestros clientes un suministro de energía libre, personal y eficiente", dijo Karsten Wildberger, miembro del consejo de E.ON, al dar a conocer SolarCloud. "Nuestros nuevos productos refuerzan nuestra posición como una empresa líder en un mercado energético dinámico, y constituyen otro paso en la transición de E.ON de un proveedor de energía tradicional a una empresa innovadora y centrada en el cliente, comprometida con una energía sostenible, digitalizada y descentralizada."



Por supuesto, para la eléctrica la iniciativa entraña importantes ventajas: al animar a sus clientes a apostar por la SolarCloud, evita que instalen baterías y terminen desenganchándose por completo de la red. Con esta nube de electricidad virtual no hay necesidad de ello, el cliente sigue conectado y dependiendo de la red (y de E.ON) para almacenar la energía. 



miércoles, 14 de junio de 2017

LAS BATERÍAS METAL-AIRE, EL FUTURO DE LOS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

La creciente capacidad de las nuevas baterías metal-aire para aumentar el número de ciclos de carga y descarga que son capaces de admitir proporcionando energía de forma estable y segura hace que este tipo de baterías estén cada día más cerca de cumplir la exigente demanda de la industria automovilística para la implantación generalizada del vehículo eléctrico. Tal y como ha señalado Joaquín Chacón, director general de Albufera Energy Storage (empresa organizadora del Congreso): “las principales marcas automovilísticas empiezan a ver este tipo de baterías como las posibles sustitutas de los sistemas de almacenamiento actuales, de hecho, varias de ellas se han puesto en contacto con Albufera Energy Storage para interesarse por ellas”. En este ámbito destaca el ejemplo de Audi que recientemente ha mostrado su plan estratégico para poner hasta 30 modelos de vehículos eléctricos en el mercado antes del 2025.

Durante el congreso, celebrado el Parque Tecnológico WALQA, se ha señalado que las baterías metal-aire son la opción más prometedora para ir más allá de las baterías de Litio-ión y superar algunos de sus inconvenientes. En estas baterías uno de sus reactivos es el oxígeno del aire, que es muy abundante, ligero y sin coste. Por estas razones, la energía específica de una batería metal-aire puede ser 7-8 veces mayor que la de una batería Litio-ión, suministrando, por ejemplo a un automóvil eléctrico, una autonomía que se aproxima al objetivo de 500 Km, con un coste estimado menor de 100€/kilovatio.hora. (el precio actual de las baterías de Litio-ión, está en torno a 500€/kilovatio.hora para una autonomía media de alrededor 200 Km).


Instalaciones en explotaciones agro-alimentarias

El Congreso ha acogido una Jornada de Transferencia tecnológica en el que se han expuesto varios ejemplos de iniciativas llevabas a cabo por propietarios de explotaciones agro-alimentarias para reducir sus costes energéticos. El diseño de plataformas online para el seguimiento de consumos y facturas eléctricas, la programación horaria de la producción y el bombeo para riego, el ajuste óptimo de las potencias contratadas, la negociación colectiva de los contratos o la reducción de costes mediante energías alternativas y sistemas de almacenamiento, son algunas de estas iniciativas, especialmente implementadas desde que en 2013 se produjo el elevado incremento del término fijo de potencia que duplicó los costes de suministro eléctrico en las explotaciones.

Esta Jornada de Transferencia Tecnológica ha incluido varios ejemplos de instalaciones para el bombeo de riego con energía solar, o para sustituir el uso del gasoil en una granja porcina mediante un sistema solar y baterías de acumulación. También se ha expuesto el proyecto LIFE REWIND, un completo sistema que proporciona energía fotovoltaica al sistema de depuración de aguas residuales de una bodega y al bombeo para el riego de las viñas. Este proyecto cuenta además con un sistema de almacenamiento en baterías, y otro mediante la generación de hidrógeno que es almacenado en un depósito para el largo plazo y utilizado por un vehículo agrícola de la instalación.

El Congreso ha contado con la colaboración de diversas entidades aragonesas como la Fundación del Hidrógeno, el IAF, ITAINNOVA, el CIRCE, el Parque Tecnológico WALQA de Huesca y Motorland o la Fundación Aula Dei. Además, varias empresas colaboradoras como Bio-Logic Science Instruments, Vertex Technics, 3M Heat Management, o la Fundación Ecopilas han mostrados sus servicios y soluciones en el campo energético en expositores a la entrada del Congreso.

jueves, 8 de junio de 2017

CHINA HA CONSTRUIDO LA PLANTA SOLAR FLOTANTE MÁS GRANDE DEL MUNDO SOBRE EL LAGO QUE DEJÓ UNA ANTIGUA MINA DE CARBÓN

China ha conectado a su red eléctrica la planta solar flotante más grande del mundo. Se construyó sobre un lago creado por el derrumbe de una antigua mina de carbón —un claro caso de justicia poética—, y ya genera 40 megavatios al día para abastecer a unas 28.000 personas.

El New York Times cuenta la historia en un completo reportaje fotográfico. Cuando se acabó el carbón en Liulong, una zona cercana a la ciudad de Huainan en la provincia de Anhui, las minas comenzaron a derrumbarse y el suelo acabó cediendo. En su lugar apareció un enorme agujero de 10 metros de profundidad que pronto se llenaría de agua subterránea y de lluvia para formar un lago de más de un kilómetro y medio de diámetro.

El señor Yang, que antes trabajaba en la mina y ahora conecta los tubos de plástico que llevan el cableado de los paneles solares, asegura que su trabajo actual es mucho más agradable que el aire caliente de la mina de carbón. Tiene 57 años y su nueva empleadora es Sungrow Power Supply Co, la mayor productora de paneles fotovoltaicos del planeta.

Con las instalaciones de Liulong, China adelanta a Japón en la construcción de la planta solar flotante más grande del planeta y se reafirma a la vanguardia de las energías renovables, dejando en mala posición a los Estados Unidos. Las autoridades chinas están abandonando progresivamente los combustibles fósiles y quieren dejar de ser el país más contaminante del mundo.

Por cierto, las plantas solares flotantes tienen tres ventajas respecto a las que se construyen en suelo firme. La primera es que no ocupan terrenos que podría ser habitados o explotados por la agricultura. La segunda es que los paneles se refrigeran constantemente por el agua, consiguiendo mejorar un 11% la eficiencia de los paneles que se colocan en tierra. Y por último, son más resistentes a los terremotos y soportan vientos de hasta 190 km/h.

miércoles, 7 de junio de 2017

EL AUTOCONSUMO COMPARTIDO YA ES POSIBLE EN ESPAÑA: EL TC ANULA LA PROHIBICIÓN DEL GOBIERNO

Pese a que, según Eurostat, España encabeza el ránking de países de la Unión Europea donde la mayor parte de su población vive en un piso, el autoconsumo en las comunidades de vecinos hasta ahora no es posible, porque el Gobierno prohibió el autoconsumo compartido en el RD 900/2015.

Pero esa prohibición tiene sus días contados. El Tribunal Constitucional ha estimado “parcialmente el presente conflicto positivo de competencia y, en consecuencia, declarar contrario al orden constitucional de distribución de competencias y, por tanto, inconstitucional y nulo, el apartado 3 del art. 4 del Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, que establece que “En ningún caso un generador se podrá conectar a la red interior de varios consumidores” y los artículos 19, 20, 21 y 22 del referido Real Decreto”.


La sentencia es la consecuencia del recurso que presentó la Generalitat de Catalunya ante el Tribunal Constitucional contra el real decreto sobre autoconsumo de energía eléctrica por invasión de competencias, en febrero de 2016.

El bufet de abogados de Piet Holtrop explica en su web que “de paso el TC también se ha cargado artículos 19, 20, 21 y 22 del Real Decreto 900/2015, destacamos entre estos artículos el registro de autoconsumo”

El Tribunal Constitucional tumba así la prohibición del autoconsumo compartido. En el apartado seis de la sentencia, se analiza el artículo 4. del Real Decreto donde se clasifican las modalidades de autoconsumo, y el artículo 5. que regula los requisitos generales para acogerse a una modalidad de autoconsumo.

La Generalitat alegaba que estos artículos “invaden sus competencias porque dichas instalaciones de generación -de pequeña escala y pequeña potencia para el consumo en la misma ubicación- no tienen una incidencia significativa, ni en el ámbito técnico, ni el ámbito de gestión de la energía, por lo que los títulos competenciales que derivan del art. 149.1.13ª y 25ª CE no dan cobertura al Estado para establecer las condiciones técnicas y administrativas que el RD 900/2015 impone.”

El Constitucional efectúa las siguientes consideraciones:

También dice que la Generalitat de Cataluña argumenta que la prohibición que establece el art. 4.3 (“En ningún caso un generador se podrá conectar a la red interior de varios consumidores”) comporta una prohibición absoluta que no le permite posibilidad alguna de desarrollo en el ejercicio de su competencia compartida en la materia para potenciar la implantación de instalaciones de autoconsumo en comunidades de propietarios o propiedades compartidas, que no reúne los elementos que justifiquen su carácter de norma básica, vulnerando frontalmente el art. 149.1.25ª CE. El Abogado del Estado, por el contrario, alega que la LSE en el art. 39.3 establece que todas las instalaciones destinadas a más de un consumidor tendrán la consideración de “red de distribución” y deberán ser cedidas a la empresa distribuidora de la zona, la cual responderá de la seguridad y calidad del suministro, por lo que dicha infraestructura queda abierta al uso de terceros y no podrá existir una “red interior” de varios consumidores. A la luz de esta disposición concluye que la previsión del art. 4.3 solo es una concreción técnica de la previsión legal, la cual no fue objeto de impugnación por la Generalitat en el recurso de inconstitucionalidad contra la LSE.

Y añade que “…Nada permite excluir que la susodicha “red interior de varios consumidores”, más allá del ámbito estricto de las instalaciones contempladas en el art. 39.3 LSE, se corresponda con lo que técnicamente se denominan “instalaciones de enlace”, es decir, con aquellas que a través de la acometida unen la red de distribución con las instalaciones interiores o receptoras de cada uno de los usuarios que puedan encontrarse en una misma urbanización o edificio, y que discurren siempre por lugares de uso común pero que permanecen en propiedad de los usuarios, los cuales se responsabilizarían de su conservación y mantenimiento (conforme establece la Instrucción Técnica Complementaria para Baja Tensión ITC-BT12 del Ministerio de Ciencia y Tecnología).”
Se abre, por fin, una veta para el desarrollo del autoconsumo en España, y es una buena veta.

viernes, 2 de junio de 2017

SOLARGAPS: PERSIANAS CON PANELES SOLARES

Estamos llegando a un punto donde gran parte del mundo quiere hacer la migración a energías renovables, sin embargo no es tan fácil como parece. A pesar de que siguen apareciendo proyectos con el este objetivo, como el techo solar de Tesla, muchos de éstos están enfocados en casas o para zonas con baja densidad de población.

¿Qué sucede con aquellos que viven en pisos o apartamentos? También existen soluciones pero a día de hoy son muy costosas o no están disponibles en todas las regiones. Con esto en mente es como surge SolarGaps, un proyecto nacido en Ucrania que ha desarrollado sistemas de persianas motorizadas equipadas con paneles solares.

La idea es buena, la implementación no tanto

Actualmente SolarGaps está buscando financiación a través de una campaña en Kickstarter, la que por cierto acaba de superar su meta de 50.000 dólares. La idea detrás de este proyecto es buena, ya que todos, o la gran mayoría, de las personas viven en un lugar con ventanas, por ello se busca que estas ventanas sirvan para generar energía por medio de unas persianas solares.



Según explican sus creadores, SolarGaps cuenta con un mecanismo que permitirá que las persianas se ajusten a la luz del sol, incluso serán compatibles con Google Home, Amazon Echo y Nest. También aseguran que tendremos una aplicación para móviles que nos permitirá hacer ajustes manuales además de conocer en todo momento la cantidad de energía generada.

Cada instalación de estas persianas contará con su propia batería que servirá para almacenar la energía generada, pero también será compatible con otras baterías como la Powerwall de Tesla u otras soluciones. Según las especificaciones, cada SolarGap se puede hacer a la medida y así cubrir nuestras necesidades.

De acuerdo a los detalles de la compañía, una SolarGap de 1,5 metros cuadrados sería capaz de generar hasta 150Wh por un precio de 735 dólares. Claro, aquí dependerá de la cantidad de luz solar que reciba esa ventana, la inclinación y otros factores, por lo que se tendrá que analizar a detalle su instalación, algo que será responsabilidad del usuario.

Aquí hay que señalar que algunos medios ya han recibido algunas SolarGaps para análisis, donde los comentarios no han sido muy alentadores, ya que a pesar de que el producto tiene una construcción sólida y un buen aspecto, la parte de conexiones y batería no funcionan del todo bien. En algunos casos el cableado de cada panel requiere una instalación aparte, y en otros la batería no almacena la cantidad de energía prometida, algo que no se sabe si puede ser en sí por la batería o los paneles. Por lo anterior es complicado afirmar que funciona de forma adecuada.

Además de esto, en algunos casos los medios se han puesto en contacto para pedir soporte en la instalación y saber si algo está mal, donde la respuesta ha sido una fotografía de un diagrama para realizar la instalación, la cual viene acompañada con la recomendación de instalar la SolarGap por fuera de la ventana, ya que el vidrio puede afectar la luz solar. Algo que significaría nuevos problemas en la instalación.


Lo que es un hecho es que se trata de una buena idea mal desarrollada, la cual muestra una nueva visión de las compañías por desarrollar productos que aprovechen lo que tenemos actualmente en casa para la generación de energía verde. Ahora habrá que esperar la respuesta de los primeros consumidores que, en teoría, recibirán sus persianas en diciembre de este año, además de la posible respuesta del mercado que seguramente lanzará más productos de este tipo.

Fuente: https://www.xataka.com
Web Analytics