jueves, 15 de junio de 2017

EL AUTOCONSUMO SOLAR LLEGA A LA NUBE

Una vez más, Alemania demuestra que está muy por delante en actuaciones relacionadas con la transición energética. La principal eléctrica del país, E.ON, ha puesto en marcha una nueva y llamativa iniciativa que consiste en "almacenar" la electricidad autogenerada por sus clientes en la nube, al igual que se almacenan aplicaciones y archivos. Como no podía ser de otra forma, la iniciativa ha sido bautizada con el nombre de SolarCloud


SolarCloud funciona de la siguiente manera: E.ON ofrece a sus clientes que opten por el autoconsumo solar (o generado con otras fuentes limpias) guardarles esa electricidad en la nube, sin límite de producción, y apunte esos kW en una cuenta individual para que luego puedan utilizarlos como gusten y sin pagar por ellos. Pero hay más, porque no solo podrán consumirlos ellos, también podrán prestarlos o venderlos a otros clientes, según ha anunciado la compañía. 



E.ON considera que con esta iniciativa, que arrancó en abril y que de momento solo va a funcionar en el mercado alemán, facilita el autoconsumo a sus clientes, al evitarles tener que comprar e instalar baterías para almacenar la electricidad. La eléctrica añade que también hace más fácil la recarga de vehículos eléctricos, con lo que contribuye a su expansión.



"Estamos derribando antiguas barreras del sistema eléctrico y facilitando a nuestros clientes un suministro de energía libre, personal y eficiente", dijo Karsten Wildberger, miembro del consejo de E.ON, al dar a conocer SolarCloud. "Nuestros nuevos productos refuerzan nuestra posición como una empresa líder en un mercado energético dinámico, y constituyen otro paso en la transición de E.ON de un proveedor de energía tradicional a una empresa innovadora y centrada en el cliente, comprometida con una energía sostenible, digitalizada y descentralizada."



Por supuesto, para la eléctrica la iniciativa entraña importantes ventajas: al animar a sus clientes a apostar por la SolarCloud, evita que instalen baterías y terminen desenganchándose por completo de la red. Con esta nube de electricidad virtual no hay necesidad de ello, el cliente sigue conectado y dependiendo de la red (y de E.ON) para almacenar la energía. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics