miércoles, 6 de mayo de 2015

INVESTIGADORES TRABAJAN EN NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA EL TRANSPORTE DE ENERGÍAS RENOVABLES

Todas las redes eléctricas de cualquier tamaño hoy día son de corriente alterna, con frecuencia de 50 hercios. Esta tecnología se usa desde los años 90 del siglo XIX tras ser patentada por el ingeniero y físico serbio Nikola Tesla.

El grupo de investigación de Sistemas Eléctricos de Potencia está trabajando en un proyecto del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO) dotado con más de 75.000 euros, para el desarrollo de nuevas tecnologías para la integración y el transporte de las energías renovables en superredes de corriente alterna, no de señal continua. 

Todas las redes eléctricas de cualquier tamaño hoy día son de corriente alterna, con frecuencia de 50 hercios. Esta tecnología se usa desde los años 90 del siglo XIX tras ser patentada por el ingeniero y físico serbio Nikola Tesla. No obstante en la actualidad han surgido varias iniciativas en Europa para crear una macrorred en forma de tela de araña de corriente continua que cubriría toda Europa con el objetivo de disminuir las emisiones de CO2 e incorporar la futura energía renovable generada en el norte de África (fotovoltaica) y en la zona del Mar del Norte (eólica). 

Diseñar y construir una red eléctrica nueva de estas magnitudes con las tecnologías que disponemos y las previstas en varias décadas, es algo extremadamente caro y complejo para hacerlo realidad”, comenta el profesor de la Universidad de Sevilla, Pedro Cruz. “Por eso, nuestra propuesta es crear una red híbrida en la que saquemos el máximo rendimiento a las redes de señal alterna que tenemos, aumentando su potencia e incrementando el número de líneas si es necesario, y acompañándola de enlaces y líneas puntuales de corriente continua”, añade.

Otro de los inconvenientes de la superred en continua es la seguridad del suministro eléctrico actual. Este tipo de corrientes no acepta interruptores de modo que no se puede cortar el flujo de energía y aislar una zona determinada, sino que ante un problema en el flujo eléctrico, el continente europeo al completo quedaría desconectado. Así, el objetivo de este estudio es mejorar la transmisión de energía eléctrica en alterna, aumentar su rendimiento y competitividad, rebajar costes y superar los problemas de integración entre ambas tecnologías.

 Jóvenes investigadores de excelencia 

Este grupo de investigación de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla, coordinado por el catedrático Antonio Gómez Expósito, participa en un proyecto internacional con una financiación global de más de 3 millones de euros para formar a 13 investigadores nóveles de todo el mundo en distintas universidades, centros de investigación y empresas europeas. 

Este proyecto se enmarca dentro de la convocatoria de Redes de Formación Inicial (ITN) de las becas Marie Skłodowska-Curie de investigación para científicos de dentro y fuera de Europa, y está liderado por la Universidad de Edimburgo.

Las ITN tienen como objetivo formar, por medio de una red internacional de centros públicos y privados, una nueva generación de investigadores creativos e innovadores, capaces de transformar los conocimientos y las ideas en productos y servicios para beneficio económico y social de la Unión Europea. 


La investigadora Anna Fragkioudaki de Grecia y el investigador Rubén Lliuyacc de Perú, ya están trabajando en la Universidad de Sevilla y se están formando en comunicaciones en redes eléctricas y sistemas de potencia. 

Fuente original: http://www.ecoticias.com/ Texto extraído de la pagina http://www.ecoticias.com/energias-renovables/103062/Investigadores-trabajan-nuevas-tecnologias-transporte-energias-renovables


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics