viernes, 4 de marzo de 2016

PAPEL DE PARED INTELIGENTE QUE AHORRA ENERGÍA

Con la investigación han sido capaces de crear una superficie con tan solo 15 nanómetros de grosor que capta la luz que llega a ella. El equipo lo denomina como “el material creado más eficiente hasta la fecha en la absorción de luz”, según se puede leer en el comunicado que ha dado el centro en su página web.

Científicos de la Universidad de Surrey, en Inglaterra, han modificado la estructura habitual del grafeno para conseguir el mismo patrón que se encuentra en los ojos de las polillas. Con esto se podrán desarrollar nuevas tecnologías en el futuro, entre ellas un papel de pared inteligente capaz de absorber luz capaz de generar energía y ahorrar su producción y consumo por otras vías. Con la investigación han sido capaces de crear una superficie con tan solo 15 nanómetros de grosor que capta la luz que llega a ella. 

El equipo lo denomina como “el material creado más eficiente hasta la fecha en la absorción de luz”, según se puede leer en el comunicado que ha dado el centro en su página web. El grafeno ofrece tres propiedades muy notables, es un gran conductor eléctrico, es sensible ante una gran variedad de frecuencias de luz y, además, tiene una gran fuerza mecánica, pero tiene un inconveniente: es tan solo de un átomo de grosor, con lo que, aunque llegue a él mucha luz, no es todo lo eficiente que debería para absorberla. 

El nuevo método de obtención de esa luz, denominado como técnica de nanotexturización, se basa en que se capta el campo óptico de algunas capas de grafeno desacoplado mediante la localización de partículas metálicas nanotexturizadas. Modificando la estructura, se puede localizar la luz entre los diferentes espacios que se crean entre las moléculas de la superficie, incrementando, así, la absorción hasta en torno al 90 por ciento de la luz recibida.

“Hemos demostrado la utilidad de nuestro enfoque para producir el absorbente de cuerpo negro en emisores de infrarrojos opto-microelectromecánicos, usando una baja temperatura, un método de fabricación sin contacto que es compatible con áreas mucho mayores. Este desarrollo puede allanar el camino hacia nuevos métodos de fabricación de dispositivos ópticos que requieren el manejo de la luz a escala nanométrica”, explican los autores en el resumen del artículo publicado en la revista Science Advances. Los investigadores se han fijado en los ojos de las polillas para dar con la clave del asunto. 

Dichos ojos absorben de una manera notable la luz, entre otras cosas, por la colocación de los átomos en una posición o en un patrón hexagonal. “Los ojos de las polillas tienen un patrón microscópico que les permite ver en condiciones desfavorables. Funcionan captando la luz que les llega al centro del ojo, con el beneficio añadido de que eliminan los reflejos, algo que podría alertar a los depredadores de su posición. 

Hemos utilizado la misma técnica para crear un material extremadamente delgado, eficiente y absorbente de luz tan solo creando un patrón similar en el grafeno”, señala uno de los autores del descubrimiento, el profesor Ravi Silva. El material abre la veda para que futuras aplicaciones en el hogar, como la creación de un “papel de pared inteligente” que genere electricidad partiendo de la luz captada, de forma que ésta se pueda emplear para dar corriente a diferentes aparatos (persianas eléctricas, frigoríficos táctiles, entre otros) o cargar dispositivos móviles. 

Cada vez son más los inventos o mejoras que surgen en torno a este material. Un papel de grafeno que se mueve como si estuviera vivo, un sensor para los dedos que mejorará la detección del cáncer de mama o una protésis de piel de grafeno más sensible que la humana son algunos de los últimos descubrimientos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics