lunes, 4 de julio de 2016

BREXIT Y ENERGÍA SOLAR

El 23 de junio los ciudadanos británicos, con la excepción de los de Escocia e Irlanda del Norte, votaron a favor de abandonar la Unión Europea (UE), el llamado Brexit. Las implicaciones de esta decisión están lejos de ser bien entendidas, a excepción de que casi todos los comentaristas y economistas están de acuerdo en que Gran Bretaña y la UE sufrirán algún deterioro económico. 
¿Tendrá el Brexit también un impacto en el sector solar europeo?

James Watson, Director Ejecutivo de SolarPower Europe, analiza en el último boletín informativo de la asociación este posible impacto. Esta es su opinión: 



“En primer lugar se puede ver al Reino Unido con los focos puestos en dos direcciones contrapuestas en la política energética europea: como gran defensor de la reducción de las emisiones de carbono, por un lado, y, al mismo tiempo, resistiéndose a los objetivos nacionales para las energías renovables.

Es indudable que en la reducción del CO2, el Reino Unido tiene una postura muy fuerte, y la pérdida de la influencia de este país en la política climática de la UE será un golpe a la hora de alcanzar los objetivos. Por otro lado, desde el punto de vista la energía solar, el Reino Unido pertenece más al grupo de países que se ha opuesto a la idea de objetivos vinculantes para 2030. 



En consecuencia, se puede generar una situación de equilibrio en la política energética de la UE motivada por la pérdida de RU como defensor de la reducción de emisiones y su papel como país reacio a las renovables. Esto podría conducir a objetivos más elevados para las energías renovables en la lenta política climática. El 29 de junio el Parlamento Europeo ya pidió a la Comisión Europea que elevara estos objetivos, fijados en el 27%, por encima del 30% para 2030. No tener a Reino Unido preocupándose por ello podría abrir las puertas a este escenario superior.

En cuanto al potencial de energía solar en el Reino Unido, las oportunidades son amplias. Pero ahora mismo hay un vacío político y no está claro quién será el próximo primer ministro o incluso si el gobierno conservador convocará elecciones en otoño. 

En tales circunstancias, hacer predicciones sobre lo que podría pasar es simplemente jugar con una bola de cristal. Las cosas podrían empeorar, pero también podrían ir mejor. Algo probable es que el Reino Unido tome la decisión de eliminar los aranceles sobre módulos y células solares de China para conseguir que la energía solar salga más barata a sus consumidores y la sociedad británica.

En Solarpower Europe creemos que debe continuar como siempre. Tenemos muchos miembros europeos de países no comunitarios dentro de nuestras filas y no vemos ninguna razón para que esto cambie. También tenemos una agenda política muy cargada en los próximos meses en la que influir: desde el diseño de la legislación europea del mercado de la electricidad y de los edificios, a los objetivos de energías renovables para el año 2030. ¡Van a ser unos meses muy intensos, con o sin Brexit!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics