viernes, 7 de abril de 2017

TEJAS SOLARES, LA ALTERNATIVA DISCRETA A LOS PANELES CONVENCIONALES

Son más estéticas y menos aparatosas que los paneles solares convencionales y casi tan eficientes como ellos. Los fabricantes de tejas solares aseguran que su demanda no deja de crecer.

Generar energía sin que se note. Esta es un poco la premisa de los techos solares que hace unos meses presentó la empresa de Elon Musk, SolarCity, o de la pintura termoeléctrica que han patentado un grupo de científicos de Corea del Sur.

Ahora empieza a coger tirón otra iniciativa para cubrir grandes superficies, en este caso también techos, con la que generar electricidad a partir de la radiación del Sol. Se trata de tejas solares que se instalan como unas convencionales y que comparten con ellas forma (y si se quiere, el color), lo que las hace menos aparatosas que los paneles tradicionales (como se puede ver en la foto).

Hay varias empresas que se dedican a la producción de estas tejas solares, como la estadounidense SunTegra o la sueca SolTech Energy. El aumento de la demanda de esta alternativa discreta a los paneles solares les da motivo a compañías como estas para presagiar que este segmento va a ir en aumento en los próximos meses y años.

Las tejas solares tienen algunas desventajas respecto a los paneles, como su menor eficiencia (alrededor de un 15%) e, indudablemente, su mayor coste (cinco veces más) respecto a las tejas convencionales (que rondan los 30 euros por metro cuadrado).

Sin embargo, permiten un ahorro en el consumo energético que las convierte en una inversión, sobre todo si se instalan en viviendas situadas en regiones soleadas. Una instalación estándar de 5kW genera un consumo de aproximado de 7.500 kWh, cuando en España (según datos de la OCU) el consumo medio por hogar español es de 9.992 kWh.

Además, los fabricantes de estas tejas solares afirman que el precio por vatio se acerca al de los paneles solares tradicionales.


Una de las principales barreras para su instalación no tiene tanto que ver con el precio sino con la regulación. Por lo general las Administraciones de muchos países ponen frenos a la difusión de la energía solar, pero en España en particular la ley que rige el autoconsumo es especialmente restrictiva, lo que resta atractivo a la instalación de infraestructuras de este tipo.

Y eso que en nuestro país la demanda de energías renovables a poco a poco en aumento. La Unión Fotovoltaica Española (UNEF) registró que en 2016 las instalaciones solares generaron 55 MW, un 11% que el año anterior. Pese a eso, España sigue a la cola en inversión en energía fotovoltaica.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics