martes, 11 de noviembre de 2014

EL COCHE ELÉCTRICO NECESITA UN MOVELE ESTABLE E INCENTIVOS FISCALES

El vehículo eléctrico gana adeptos de forma lenta "pero a un ritmo consistente". En 2014 se han matriculado 784 coches eléctricos y 9.431 híbridos. El volumen es pequeño pero la tendencia es positiva y en octubre este tipo de vehículos más eficientes han supuesto el 2% del total de las nuevas matriculaciones.


Los actores implicados en la movilidad eficiente se dieron cita ayer en la tercera edición del encuentro Madrid Ecozity organizado por EL MUNDO coincidieron en que el vehículo eléctrico necesita "una Administración comprometida". En primer lugar "se necesita tener un plan Movele de ayudas a la compra desde el día 1 de enero de 2015 y no en junio como ha ocurrido en 2014", según Luis Valerio, director del Vehículo Eléctrico de Renault.

El Gobierno ha presupuestado siete millones de euros para este plan en 2015 pero todavía no se saben las condiciones ni cuándo entra en vigor. En 2014 prácticamente se van a consumir los 10 millones presupuestados "en seis meses", según Diego Martínez, de BMW,con lo que "la dotación para 2015 se antoja escasa" dijo Ricardo Lombas, de PSA Peugeot-Citroën.


Todos los ponentes reconocieron que sería bueno contar con un responsable único en la Administración para asuntos relacionados con el vehículo eléctrico. "Esto serviría para dar una homogeneización de la normativa y a estandarizar aspectos técnicos", según Arturo Pérez de Lucía, de Aedive.

El desarrollo del vehículo eléctrico necesita la normalización de la recarga. La ley de propiedad horizontal permite a un vecino poner una estación de recarga en su plaza de garaje pero la comunidad de vecinos suele poner trabas. Según Rafael Sainz de Mitsubishi quien asegura que "el cliente particular carga el coche en su casa o en el garaje", a lo que Luis Valerio añadió que eso ocurre en el "83% de los casos".

Falta también regular cómo deben ser las estaciones de recarga -empresas como Ingeteam ya trabajan con estaciones utilizadas internacionalmente, para atender a todo tipo de requerimientos- y que se aprueba la norma de los gestores de carga, algo que quizá llegue antes de final de año. Respecto a estos últimos, las empresas que gestionarían los puntos de recarga públicos, tendrían un marco legal y podrían hacer cuentas para comenzar a cobrar por el uso de la electricidad proporcionada por estos postes. "No siempre será gratis como ocurre en Barcelona cuyas recargas las paga el Ayuntamiento", según Heribeto Muñoz, del departamento del Vehículo eléctrico del Ayuntamiento de Barcelona.


Las administraciones deben impulsar la implantación del vehículo eléctrico como ocurre en Barcelona, Madrid, Málaga, Castellón o desde las Comunidades Autónomas como Madrid o Andalucía tanto en la aportación de puntos de recarga ocasionales en la vía pública como llegando a acuerdos con las empresas privadas para instaurarlos en los parking públicos o en los centros comerciales. O con ayudas dinerarias como Madrid, que pretende sustituir 300.000 vehículos de flotas impulsados por gasóleo por coches movidos por energías alternativas. E incluso medidas de ayuda como que el vehículo eléctrico no pague la hora al aparcar: "en Madrid puede suponer un ahorro de hasta 1.300 euros al año", según Francisco J. Rubio, del Ayuntamiento de Madrid.

Además de los incentivos y las infraestructuras, el ciudadano debe conocer el vehículo eléctrico. "El que lo prueba, se convence". Ahora bien hay que saber para qué se usa. Es decir, Santiago Losada, de Urbaser y Gasnam explicó que "en nuestra compañía de servicios tenemos vehículos eléctricos y donde no llega el camión eléctrico tenemos impulsados por gas natural, una alternativa eficiente al petróleo". Y para el particular la alternativa sería el híbrido enchufable. "Nuestro cliente lo compra para ir en modo eléctrico el mayor tiempo posible", según Rafael Sainz.

"Cuando el coche eléctrico tenga una autonomía real de más de 200 km se eliminará la ansiedad de quedarnos sin batería", afirmó Valerio de Renault. Y si sube la demanda de estos vehículos no habrá problema de suministro en la red eléctrica. "Cuando empezó el móvil no había infraestructuras. Ahora sí. Lo mismo pasará con la electricidad para recargar los vehículos", explica Carlos Bergara de Iberdrola.





No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics