miércoles, 17 de diciembre de 2014

LA INVESTIGACIÓN EN RENOVABLES CONSIGUE CÉLULAS SOLARES EL DOBLE DE EFICIENTES Y LOGRA ABARATAR SUS COSTES

La investigación en energías renovables consiguió incrementar la eficiencia de las células solares desde el 20% al 45%, una cifra que, además de permitir una producción masiva de energía al absorber más del doble de la solar, abarata considerablemente sus costes

Así lo reveló Elisa Antolín, de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), una de las cinco científicas que lograron las becas de investigación de L’Oréal-Unesco de este año, y cuyo trabajo tiene como objetivo que "la energía solar fotovoltaica se convierta en una forma de producción masiva de energía" cada vez "más barata y más eficiente".

Antolín explicó que cuando se utiliza una célula solar, lo que se hace es recoger su luz y transformar una parte de ella en electricidad que luego se puede almacenar o consumir y precisó que cuanto más eficiente es ese dispositivo, más vatios de electricidad se pueden conseguir para una misma cantidad de luz.

"Somos capaces de fabricar células que absorben el 45% pero ya estamos trabajando para llegar hasta el 50%..., y la idea es seguir avanzando para producir cada vez más", dijo.

Así, se pueden fabricar varios tipos de células, de diferentes costes y rendimientos, si bien este grupo está trabajando "en una cosa que es muy interesante", como es "hacer células más caras pero muy pequeñas y utilizarlas con lentes de concentración" elaboradas con plástico de forma que se pueda concentrar la luz en una "mil veces más pequeña" y, así, "abaratar mucho" el precio.

Esta experta, que acaba de volver del Reino Unido donde pasó los últimos dos años con una beca Marie Curie en la Universidad de Nottingham, se dispone a desarrollar ahora su proyecto en el Instituto de Energía Solar de la UPM.

Antolín consideró que los factores limitantes para el desarrollo de este tipo de proyectos ya no son científicos o técnicos sino de una naturaleza diferente: "La razón por la cual la energía solar no tiene más presencia no es ya tanto un problema técnico, muy resuelto ahora mismo, sino económico, social y político".

Según esta científica, importan tanto "el Gobierno y la voluntad política" como "los agentes que están relacionados con la distribución de la red eléctrica" y "la industria que hace los paneles".

A todos les pidió "valentía con las renovables y que abran un poco la mano" en ese sentido, porque "la falta de voluntad" provocó que la investigación en España "vaya inevitablemente hacia abajo", hasta el punto de haber perdido la posición de privilegio que tenía en energía solar hasta 2010.

Entonces, España era líder, "los congresos internacionales de fotovoltaica eran inaugurados por grupos españoles" y les llamaban de EEUU, Alemania o Francia "para pedir consejo".

Sin embargo, "en muy poquitos años" se perdió mucha capacidad de investigación "por la falta de recursos", se redujo en un 40% la inversión en investigación y muchas plazas "ya no existen".

Aún así, "la reputación de los grupos españoles en este campo sigue siendo muy buena" y Antolín espera que, si se reacciona a tiempo, "el bache no sea duradero".

Frente a este panorama, la científica valoró como "algo muy positivo" las becas de investigación que entrega L’Oreál-Unesco, y aseguró que "es un orgullo y una tranquilidad" que "científicos de categoría como los del jurado" se fijen en su trabajo y le puedan proporcionar "visibilidad".

Además, destacó que estas ayudas son una forma de resaltar el papel de la mujer en la ciencia porque, aunque "las cosas ahora son mucho más fáciles que hace unos años", siguen teniendo "dificultades": "Todavía hay una cierta tendencia a no esperar que las mujeres sean tan buenas, brillantes o expertas en su campo como los hombres", dijo.

Fuente Original: http://www.energiadiario.com/ Texto extraído de la pagina http://www.energiadiario.com/publicacion/spip.php?article30909

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics