jueves, 22 de enero de 2015

ELEGIR UNA BOMBA PARA LA PISCINA


Cuando nos referimos a una bomba para piscina, estamos hablando de un tipo concreto de bomba, cuya característica diferencial respecto al resto de bombas centrífugas es que incorpora un prefiltro antes de la entrada del agua a las turbinas para separar los elementos en suspensión de mayor tamaño que puedan llegar a ellas.
Este prefiltro incorpora una tapa que hace posible extraer el cesto donde quedan retenidas las partículas con un tamaño demasiado grande para circular a través de las turbinas.

La bomba es responsable de que el filtro trabaje correctamente.

La bomba es el equivalente al corazón de la instalación hidráulica de las piscinas.  Mueve el agua por las tuberías desde el vaso de la piscina, forzándola a pasar través del filtro y de vuelta al vaso una vez filtrada. Para ello la bomba no necesita transmitir al agua una gran presión, aunque sí deberá recircular una gran cantidad de agua, para hacer posible que todo el volumen de la piscina sea filtrada en unas 4 a 6 horas al día. Así pues la segunda característica diferencial de las bombas para piscina es que “mueven” una gran cantidad de agua por unidad de tiempo, sin dar mucha presión (siempre menos de 2 kg/cm²).
Para que el filtro pueda desempeñar de forma adecuada su función de retención de las partículas en suspensión,es necesario que el agua circule lo más lentamente posible a través del lecho filtrante, normalmente formado por arena (sílex) o vidrio ecofiltrante.

El tamaño justo según la mediad del filtro
El quid de la cuestión es la cantidad de agua bombeada por unidad de tiempo. El parámetro que define esta magnitud es el caudal Q, medido por el Sistema Internacional en m³/h (metros cúbicos por hora).

Para un filtro determinado, hay que seleccionar una bomba que lo “alimente” con un margen de caudal adecuado:

  • Si el caudal es excesivo, el agua tendrá que pasar muy rápidamente a través del medio filtrante y disminuirá la calidad de la filtración.
  • Por el contrario, si la bomba no “alimenta” al filtro con suficiente caudal, puede que no sea capaz de efectuar un correcto lavado del filtro cuando llegue el momento de remover y esponjar el lecho filtrante para elevar y separar la suciedad acumulada en su interior.

Normalmente cuando se habla del tamaño de una bomba se hace referencia a su potencia. No es de extrañar, ya que funciona con un motor y a mayor potencia obtendremos mayor caudal. Pero hay que tener en cuenta que para la misma potencia, dos modelos de bomba distintos nos darán caudales también distintos.

La realidad es que las bombas de piscina (y las centrífugas en general) no dan un caudal constante, sino que éste disminuye a medida que la presión que deben vencer va aumentando. Esto es lo que sucede a medida que el filtro va acumulando suciedad en su interior y vemos que el manómetro marca una presión cada vez mayor, hasta que se hace necesario efectuar un lavado de filtro.

Guía para la selección de potencia de la bomba
Para resumir los conceptos explicados en los párrafos anteriores y simplificar el proceso de selección de la bomba, se puede utilizar la siguiente tabla que relaciona potencia con caudal y con diámetro del filtro, que al fin y al cabo es el que condiciona la potencia de la bomba:
Salvo casos excepcionales, aunque la piscina sea de reducidas dimensiones no recomendamos sistemas de filtración con bombas de potencia inferior a 0.75 CV (y filtro equivalente no inferior a 450 mm) ya que en caso de querer montar un limpia fondos hidráulico, éste no tendría la aspiración suficiente para funcionar correctamente.

Para mas información Contacte con nosotros:
C/. Arco, nº16. 35004 Las Palmas de Gran Canaria Islas Canarias. España.
Tlf.: +34 928 24 11 35
Fax: +34 810 101 348.
Dirección de correo electrónico yuba@yubasol.com
Sitio web http://www.yubasol.com
Twitter: https://twitter.com/YUBASOLAR
Tienda Online: http://www.yubasolar.es/

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics