lunes, 23 de marzo de 2015

QUÉ ES EL BALANCE NETO?

El autoconsumo fotovoltaico inyectado a red.
La Medición neta, saldo neto, balance neto o net metering.


En sistemas fotovoltaicos (o eólicos, o mixtos) conectados a la red , el autoconsumo se refiere al consumo en la propia instalación de toda o parte de la energía generada por las fuentes renovables.

El balance neto (net metering) implica que la energía eléctrica generada por las fuentes renovables que no se puede consumir instantáneamente en la instalación (porque el consumo es inferior a la genración, y no disponemos de sistemas de almacenamiento como baterías) se inyecta a la red , adquiriendo unos derechos (energéticos o económicos) que posteriormente se pueden ejercitar consumiendo energía de la red  gratuitamente (hasta que los derechos se agotan). Es decir, la red actúa para nuestro sistema como una gran batería, adquiere la energía en los instantes en que nos sobra y nos suministra la energía en los instantes en que nos falta. 

De esta forma, la energía que nos sobra la consumimos posteriormente, pudiendo obtenerse rentabilidades económicas interesantes.

Los sistemas de balance neto en general consiguen una reducción de su factura eléctrica y hacen al consumidor más consciente de su demanda energética.

 El balance neto puede mejorar la capacidad de las redes existentes disminuyendo la carga de la red y las pérdidas, ya que la generación fotovoltaica suele ser en horas punta, aumentando su estabilidad, y reduce costes de inversión y mantenimiento en el sistema eléctrico.

Es un modelo de conexión entre un pequeño productor de energía eléctrica renovable para autoconsumo (eólica o fotovoltaica) y la red eléctrica general, en el cual hay un intercambio de electricidad.

Bajo este esquema, un pequeño productor instala paneles solares fotovoltaicos en su hogar o empresa (pueden ser también sistemas minieólicos) para producir un volumen de electricidad que consume directamente en su casa. En el momento en el que sus paneles solares fotovoltaicos produzcan más electricidad de la que consume, el pequeño productor vuelca los excedentes a la red eléctrica general. 
Por otro lado, en los momentos en los que necesite energía eléctrica y los paneles fotovoltaicos no estén funcionando, el pequeño productor puede tomar de la red eléctrica la energía que necesita. 

En el esquema, el pequeño productor no cuenta con una batería donde almacena la energía, sino que emplea la red eléctrica como soporte para los momentos en los que no puede generar electricidad él mismo. Todas las inyecciones de electricidad a la red por parte del pequeño productor, así como la cantidad que este toma de la red son contabilizadas por un contador de doble sentido.


Finalizado cada día ( o el periodo establecido) se contabiliza la diferencia entre la energía que ha inyectado el pequeño productor a la red y la que ha tomado de la misma.
Si el pequeño productor ha consumido más energía de la red que la que ha inyectado, la compañía eléctrica cobrará la diferencia, con un recibo normal.

En cambio, si es el pequeño productor fotovoltaico el que ha inyectado más electricidad de la que ha consumido, la compañía eléctrica deberá compensarle de manera adecuada, ya sea “guardando” el saldo favorable de energía para que, en los periodos menos favorables de producción eléctrica del año, el pequeño productor pueda recuperarla, como compensándolo económicamente. Será cada legislación o el acuerdo alcanzado con la compañía eléctrica la que determine estos puntos.

Ejemplo de balance de en una instalación fotovoltaica conectada con balance neto

Componentes de los sistemas de autoconsumo fotovoltaico inyectado a red

Una de las ventajas de este sistema es que se necesitan menos componentes que en el caso de los sistemas fotovoltaicos aislados, ya que no requiere de una batería que almacene la energía sobrante, por lo que resultan más económicos. Así, un sistema fotovoltaico de autoconsumo con conexión a red en balance neto o net metering sólo requiere de los siguientes elementos:

Paneles solares fotovoltaicos- Son los encargados de transformar la luz solar en energía eléctrica. Los paneles solares producen electricidad en corriente continua (CC)


Inversores- Es el componente del sistema que transforma las características de la corriente eléctrica que producen los paneles para hacerla apta para el uso doméstico.

Los inversores transforman la electricidad de corriente continua, que es como sale de los paneles, a corriente alterna que es como se usa en la viviendas. También estos sistemas transforman la corriente eléctrica de 12 V, el voltaje con el que suelen salir del campo de paneles, a 240 V o 120 V que es el que requieren las viviendas de Europa y América respectivamente.

El inversor puede ser un único aparato que transforma toda la corriente que llega del campo de paneles o bien tratarse de microinversores acoplados a cada uno de los paneles que transforman de manera individual la corriente generada por cada único panel.

Contadores de doble sentido- Es el elemento que contabiliza por un lado la cantidad de electricidad sobrante que la vivienda no ha usado y que inyecta a la red como por otro la que la vivienda toma de la red. Este tipo de contadores son semejantes a los que las compañías eléctricas tienen instalados en las vivienda, sólo que con la función de descontar.

Para mas Información contacte con nosotros:
Asesoramos a nuestros clientes y les ofrecemos soluciones adecuadas a cada caso particular, e instalamos y mantenemos productos y equipamientos eficientes.
C/. Arco, nº16. 35004 Las Palmas de Gran Canaria Islas Canarias. España.
Tlf.: +34 928 24 11 35
Fax: +34 810 101 348.
Dirección de correo electrónico: yuba@yubasol.com
Tienda Online: http://www.yubasolar.es/

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics