lunes, 15 de junio de 2015

EL G7 LLEGA A UN ACUERDO HISTÓRICO PARA RETIRAR LAS EMISIONES DE LOS COMBUSTIBLES FÓSILES ESTE SIGLO

Las siete potencias industriales han acordado que el mundo debería eliminar gradualmente las emisiones de combustibles fósiles este siglo, en un movimiento proclamado como una decisión histórica en la lucha contra el cambio climático.

Los líderes del G7, en su encuentro en Baviera, Alemania, sostuvieron que, en línea con los descubrimientos científicos, "es necesaria una reducción drástica en las emisiones de gases de efecto invernadero, junto a una descarbonización de la economía global a lo largo de este siglo".

Los líderes de EEUU, Alemania, Francia, Reino Unido, Japón, Canadá e Italia afirmaron que apoyaron la reducción de los gases de efecto invernadero de un 40% a un 70% en 2050, a partir de los niveles de 2010 - siendo esta la primera vez que han apoyado un objetivo tan preciso a largo plazo.

Angela Merkel, la canciller alemana, declaró que los recortes deberían alcanzar la parte alta de este objetivo porque "claramente un 40% no es suficiente".

Los líderes también reafirmaron el compromiso de movilizar 100.000 millones de dólares al año de fuentes públicas y privadas para el 2020 para ayudar a que las naciones más pobres abordaran el cambio climático.

Los activistas del cambio climático sostuvieron que las decisiones tomadas por las democracias más ricas del mundo impulsarían las negociaciones entre los casi 200 países enfocados a llegar a un acuerdo climático global en París en Diciembre.

"Hoy, por primera vez, los líderes del G7 se han reunido con un objetivo a largo plazo para descarbonizar la economía global", aseguró Jennifer Morgan, directora del programa global del cambio climático en World Resources Institute, un grupo medioambiental en EEUU.

El objetivo del G7 plantea un enorme reto potencial a las empresas petroleras, de gas y carbón del mundo, que pueden enfrentarse a presiones para transformar sus negocios o invertir más en tecnologías limpias como la captura y almacenamiento de carbono.

Sin embargo, los analistas advirtieron de que aún no estaba claro que el encuentro en París produjera un acuerdo lo suficientemente sólido para asegurar que se alcanzasen los objetivos del G7. Las negociaciones en Bonn de este mes para preparar un borrador del encuentro de París han sido muy lentas.

Merkel también ha instado a los que están fuera del G7 a contribuir en el objetivo del cambio climático. Afirmó: "Sabemos que los países del G7 solos, incluso si no tuvieran emisiones de CO2 a partir de mañana, no podrían solucionar el problema climático. Los países emergentes como China deberían hacer una contribución".

Los líderes mundiales acordaron hace casi cinco años que las emisiones de gases de efecto invernadero deberían reducirse para prevenir que las temperaturas mundiales sobrepasaran más de los 2 ºC a partir de la época preindustrial. Ya han subido casi 1 ºC.

Although this earlier pledge implied a sharp reduction in coal, oil and gas pollution in coming decades, leaders have been reluctant until now to spell out a long-term deadline for such cuts.

Aunque este compromiso anterior implicaba una fuerte reducción de la contaminación por carbón, petróleo y gas en las próximas décadas, los líderes han sido reacios hasta ahora para definir una fecha a largo plazo

La combustión de carburantes fósiles libera CO2 a la atmósfera, que es, según los científicos, el gas de efecto invernadero que más afecta al aumento de las temperaturas globales hasta niveles potencialmente peligrosos.

Y en un guiño a algunas de las cuestiones que bloquean el avance en las negociaciones sobre el clima, el G7 también aceptado agilizar el despliegue de las energías renovables en África, y potenciar la cobertura del seguro para las personas que viven en los países en vías de desarrollo más amenazados por el cambio climático.

Sin embargo, sigue sin estar claro cómo cumplirán los líderes del G7 el objetivo de la reducción de emisiones que han respaldado. Stephen Harper, el primer ministro canadiense, afirmó que hacerlo requeriría "una seria transformación tecnológica". Añadió: "No creo que debamos engañarnos, nadie va a empezar a cerrar sus industrias o a apagar las luces".

Los países del G7 ya han ofrecido nuevos planes para reducir la producción de carbono después de 2020, mientras que China también ha afirmado que sus emisiones llegarán a su máximo en 2030. Pero los científicos sostienen que es poco probable que sólo estos acuerdos sean suficientes para evitar que las temperaturas aumenten más de 2 ºC.

Aun así, la decisión de los líderes del G7 indica el final de la era de los combustibles fósiles, afirmó Martin Kaiser, el director de política climática internacional en Greenpeace. "La visión de un futuro de energía 100% renovable está empezando a tomar forma mientras se define desaparición del carbón", añadió.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics