lunes, 17 de agosto de 2015

LA HUMANIDAD HA AGOTADO LOS RECURSOS NATURALES PARA TODO EL 2015

El Día del Exceso de la Tierra, se trata del momento en el que el consumo de recursos naturales de la población mundial supera la capacidad del planeta de generar esos recursos durante ese mismo año.

La humanidad ha gastado entre el 1 de enero y el 13 de agosto todos los recursos naturales que la Tierra puede reponer en un año, según datos de la organización Global Footprint Network (GFN) que analiza la huella ecológica del planeta y su capacidad para regenerarse.

Así, según ha lamentado WWF, socia de GFN, el 'Día de la Sobrecapacidad de la Tierra' se ha adelantado en 2015 seis días, ya que el año pasado el planeta agotó sus propios recursos el 19 de agosto. Pero la fecha no ha cesado de adelantarse año tras año, ya que el 'Día de la Sobrecapacidad de la Tierra' llegaba hasta el mes de octubre en el año 2000, cuando empezó a analizarse.

De este modo, el presupuesto ecológico del planeta se ha agotado para el resto del año, entre otras cosas porque las emisiones de carbono, suponen más de la mitad de la demanda de la Humanidad sobre la naturaleza y sigue empujando la huella ecológica por encima de su capacidad de regeneración.

Además, el informe 'Planeta Vivo' de WWF advierte de que los costes de este exceso de consumo sobre la naturaleza son "cada vez más evidentes" y se traducen en deforestación, sequías, escasez de agua dulce, pérdida de suelos, de biodiversidad, aumento de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, etcétera.

Según este informe de WWF, realizado en colaboración con GFN, la humanidad necesita actualmente un planeta y medio para satisfacer su demanda de recurso naturales, pero si se mantiene esta tendencia, se necesitarán por lo menos tres planetas en 2050 para abastecerse. En cuanto a España, si toda la humanidad consumiera como los españoles se necesitaría el equivalente a dos planetas.

En este sentido, advierte de que el "exceso ecológico es posible por ahora", porque la humanidad puede talar árboles a mayor velocidad que el tiempo que tardan en crecer, pescar más peces de los que los océanos pueden criar, o emitir más dióxido de carbono a la atmósfera de lo que los bosques y océanos pueden absorber.

En concreto, la huella de carbono es la parte más importante de este exceso ecológico global y la que más aumenta la brecha entre la demanda de recursos y la biocapacidad o capacidad de la naturaleza para satisfacer la demanda.

Para WWF, el acuerdo global que debería alcanzarse en París para acabar con el uso de combustibles fósiles "es clave para frenar el crecimiento desmedido" de la huella ecológica de la humanidad. En 2015, la absorción de gases de efecto invernadero requerirá del 85 por ciento de la biocapacidad del planeta. Según cálculos de la GFN, haría falta el doble de la biocapacidad actual de los bosques para absorber todo el carbono que emite la humanidad a la atmósfera.

Sin embargo, WWF subraya que es posible cambiar el rumbo para que la humanidad viva con prosperidad dentro de los límites del planeta, es decir utilizando los recursos naturales dentro de los límites ecológicos de la Tierra.

Entre las soluciones que propone la organización plantea preservar el capital natural, producir mejor, consumir de manera más inteligente, reorientar los flujos financieros para que se valore la naturaleza, y realizar una gobernanza equitativa de recursos, midiendo el éxito de los países más allá del PIB.

"Sólo así podrá mantenerse la huella ecológica de la humanidad dentro del presupuesto natural del Planeta, asegurando nuestro futuro y el de las próximas generaciones", concluye.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics