miércoles, 24 de febrero de 2016

BATERÍAS QUE SE CARGAN EN 5 MINUTOS Y PANTALLAS FLEXIBLES GRACIAS AL GRAFENO

Un nuevo pabellón del grafeno en la presente edición del Mobile World Congress aprovecha las propiedades de este material para construir la electrónica del futuro

La promesa del grafeno como material del futuro ha encontrado, en esta edición, su hueco en el seno del Mobile World Congress. Con un pabellón propio, son sus inusuales propiedades -como la elasticidad, la transparencia, ligereza o conductividad las que lo hacen apto para hacer de escaparate de la electrónica del futuro. En este marco, el proyecto Europeo Graphene Flagship presentaba su apuesta por trasladar la investigación relacionada con grafeno de los centros europeos al ámbito empresarial, en una selección de propuestas diferenciales con "algo nuevo que enseñar".

Así es cómo se han articulado en función de cinco ejes temáticos: almacenamiento energético, pantallas flexibles, sensores inteligentes, comunicación de datos y wearables. Inscrito en el primero de ellos se encuentra la que puede ser la propuesta más prometedora: Zap and Go. Se trata de un sistema de carga hecho a base de grafeno que no sólo puede cargar tres dispositivos a la vez sino que realiza la carga en tan sólo cinco minutos. El producto ya ha vivido una exitosa campaña de crowdfunding en la plataforma Indiegogo. Su efectividad se basa en la alta eficiencia energética del grafeno que no sólo permite generar energía más rápido sino que, en consecuencia, realiza cargas a velocidades más elevadas.

La flexibilidad parece ser otra de las tendencias hacia las que se dirige el mundo de los dispositivos y el grafeno es quién lo hará viable. Flex Enable es, como su propio nombre indica, una pantalla flexible capaz de ser modelada y recuperar de nuevo su forma original, de forma similar a como lo haría un plástico. Esta capacidad la hace apta para colocarla en cualquier lugar o llevarla puesta en una parte del cuerpo adoptando su forma. De hecho, los expertos del proyecto Flagship aseguran en este punto que la evolución de los dispositivos móviles irá por esta vía, dejando atrás la rigidez de la presenta tecnología.

Un guante sensorizado es la mejor muestra de su aplicación a los wearables. Este ligero y fino prototipo consiste en una serie de pistas electrónicas con la forma similar a un plástico transparente. Colocado, como podía verse en el expositor del stand, en la cara externa de la mano, realiza medición de temperatura y fuerza del usuario al manipular un objeto. Una de sus aplicaciones lo trasladan a la cadena de producción, de forma tal, que un operario podría realizar una medición de la temperatura de los objetos que manipula.

En este sentido, el Instituto de Ciencias Fotónicas presentaba también un sensor hecho a base de grafeno, de aspecto similar a un plástico transparente --como el que cubriría un dispositivo-. La funcionalidad de este desarrollo es la de medir el ritmo cardiaco del usuario tan sólo colocando el pulgar sobre el sensor. Un proceso que realiza a través de las partículas de la luz, los fotones.

Y en la misma línea, se hacía gala también de sensores para medir la calidad del aire. Se trata de una tecnología con una mayor sensibilidad que la que conocemos hoy en día, y por tanto es capaz de detectar los componentes con una precisión superior. Además presenta una eficiencia energética superior en términos comparativos.

Trascendiendo las meras capacidades físicas, este material se articula también como elemento empoderador de la transferencia de datos. AMO es la propuesta que hace real esta idea. El grafeno es capaz que transmitir información diez veces más rápido que los sistemas conocidos hasta ahora.Su traslación a la realidad de los data centers, precisamente por esta ser capaz de convertir la información de manera más ágil; se vale del uso de la luz o lo que es lo mismo, comunicación óptica de datos.

La compañía Avanzare, por su parte, hace una apuesta por que el grafeno en polvo sea el nuevo sustitutivo del composite y los materiales termoplásticos. Propiedades tales como la conductividad eléctrica, la dispación térmica y la conductividad lo hacen apto para disipar el calor que generan dispositivos, motores o servidores de forma eficiente. Pero, según explican sus representantes, es apto para la fabricación de antenas y baterías.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics