martes, 14 de junio de 2016

SOLAR IMPULSE CONCLUYE EN NUEVA YORK SU TRAVESÍA POR ESTADOS UNIDOS

Solar Impulse 2, el primer aeroplano capaz de volar día y noche sin una sola gota de fuel, aterrizó el sábado pasado en el aeropuerto internacional John F.Kennedy (JFK) de Nueva York, pocedente del aeropuerto internacional Lehigh Valley, en Pennsylvania. Con su avión solar, que hace un año inició la vuelta al mundo, Bertrand Piccard y André Borschberg quieren mostrar que el mundo se puede mover solo con tecnologías limpias.

André Borschberg aterrizó en el aeropuerto JFK a las 3:59 (hora local )del 11 de junio, tras partir del aeropuerto internacional de Lehigh Valley el día anterior a las 21:18 (hora local). El vuelo, de 4 horas y 41 minutos de duración, incluyó una vuelta alrededor de la Estatua de la Libertad, a modo de símbolo de que el mundo tiene potencial para avanzar sin necesidad de seguir contaminando.



La llegada a Nueva York supone el final del recorrido de Solar Impulse por Estados Unidos, un viaje realizado por los dos pilotos, que se han ido turnando a los mandos del avión, y que le ha llevado a San Francisco, en Silicon Valley; Phoenix, en el desierto de Sonora; Tulsa, la ciudad del petróleo; Dayton, donde nacieron los hermanos Wright; y las colinas industriales de Lehigh Valley, antes de alcanzar la ciudad de New York.

Solar Impulse 2 llegó a la costa oeste de Estados Unidos el 23 de abril, tras haber completado un vuelo a través del Pacífico de tres días y dos noches procedente de Hawai. Desde entonces, en cada una de las cinco escalas de esta aventura pionera a través de EEUU, el proyecto y sus cofundadores, Bertrand Piccard y André Borschberg, han ido ganándose el apoyo de millares de ciudadanos.
 En estas seis semanas, el avión ha sido visitado por más de 20.000 personas, a los que hay que sumar los cuatro millones de visitas registradas en la web (solarimpulse.com) y los 18 millones de personas que han seguido la aventura en Facebook.



Ahora, el equipo se prepara, tanto física como mentalmente, para intentar el cruce del océano Atlántico cuando el tiempo sea el adecuado.



"Hemos recibido respuestas muy positivas y alentadoras durante nuestro viaje a través de Estados Unidos, un país de pioneros y exploradores", ha declarado Bertrand Piccard, el primero en poner en marcha el proyecto. "Es sorprendente ver hasta qué punto la gente comprende no sólo lo que hacemos, sino también por qué lo hacemos: para demostrar que si todos utilizamos tecnologías limpias, como la de Solar Impulse, se podrían crear empleos, crecer económicamente, generar beneficios y al mismo tiempo proteger el medio ambiente".

El vuelo de Pennsylvania a Nueva York constituye la etapa 14º del avión solar alrededor del mundo. La misión pronto seguirá adelante a través del Océano Atlántico hasta Europa o el norte de África, para concluir en Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes Unidos, donde se comenzó la aventura en marzo de 2015.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Para publicar un comentario por favor registrate.

Web Analytics